Medita…

Ibn al Qaîm:

El hombre instruyó a su perro a cazar para él, y el perro sobrepaso su deseo de comer la presa, por respecto a su amo y por temor de su poder. Al-láh te enseño y no respetas Sus enseñanzas.

~ Al Fawâ’id, pág. 120

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s